Servicios

REGULARIZACIÓN DE
FINCAS RÚSTICAS

¿Los datos de tu propiedad no coinciden el el registro y en el catastro?
¿Tu finca está mal parcelada?

LOS DATOS DE MI PROPIEDAD RÚSTICA NO COINCIDEN EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD Y EN EL CATRASTRO ¿CÓMO SOLUCIONARLO?

Muchas personas, cuando quieren vender una finca rústica se encuentran con una serie de problemas con los que no contaban, uno de ellos y que imposibilita la transmisión es que las escrituras que tienen no coinciden con los datos que hay en el catastro. Este inconveniente tiene que ser subsanado para poder realizar cualquier trámite sobre la finca. En PIMA ofrecemos este servicio que consiste en comprobar si una propiedad rústica (desde un terreno de X metros cuadrados hasta una finca de miles de hectáreas) está perfectamente legalizada y apta para ser transmitida (mediante compraventa, herencia, donación, expropiación…).

Para que una finca esté perfectamente legalizada la superficie real debe coincidir con lo dispuesto en las escrituras (y por lo tanto en el Registro de la Propiedad) como con la base de datos del Catastro.

Es decir, si una finca digamos que en su título de propiedad (escritura o nota del registro de la propiedad) figura que tiene 8.000 m2 y en el catastro tiene 11.500 m2. No coinciden las superficies. Por lo tanto nosotros nos encargaremos de medir la superficie real de la parcela (digamos 10.000 m2) y corregir los datos tanto el catastro como en los títulos de propiedad, para que ambos coincidan con la realidad física. Como lo que se vende es la superficie en el título de propiedad, si esta persona vendiera la finca tal y como la tiene en la actualidad vendería 8.000 m2 cuando en realidad tiene 10.000 m2 por lo que estaría perdiendo una cantidad importante de dinero.

MI FINCA ESTÁ MAL PARCELADA EN EL CATASTRO ¿CÓMO SOLUCIONARLO?

Como se ve en la figura 1 vemos como las parcelas catastrales no se corresponden con la realidad: existen una discrepancia catastral. Se aprecia perfectamente como los perímetros de las parcelas catastrales no coinciden con los lindes reales de las parcelas.
En la figura 2, en color amarillo vemos cómo deberían estar las parcelas inscritas en el catastro para que estuvieran correctamente coordinadas con la realidad.

Que el catastro-registro-realidad estén coordinados es fundamental a la hora de transmitir una finca rústica.
Cuando no están coordinados el notario suele interrumpir la transmisión hasta que se subsanen estos errores y estén las fincas perfectamente depuradas legalmente.

Si estás en alguna de estas situaciones, mándanos tu escritura y ficha catastral, en PIMA comprobaremos de forma gratuita, si tus propiedades están perfectamente legalizadas y pueden ser transmitidas sin ningún problema. Si no es así, te daremos las pautas necesarias para poder legalizarlo.

Contacta con nosotros